Saltar al contenido

Érase una vez: la ansiedad

ANSIEDAD Y CBD

La ansiedad no mata pero fatiga diría mi madre, y es que estaba en lo cierto. Cuando una sensación más fuerte que tú se apodera de tu cuerpo y pierdes el control, se siente como una película de terror.

Estos consejos no vienen de un experto, sino de una experiencia propia. Por muchos años, la persona que escribe este artículo sufre y ha sufrido de ansiedad.

Ansiedad cuando voy a quedar con alguien, cuando estoy por llegar a esa reunión con amigos, cuando espero noticias sobre algo, cuando la incertidumbre se apodera de una  situación. El vacío en el pecho, las palpitaciones y el estrés acaban en que mi cabeza esté fuera de control.

Seguro tú también lo has sentido. A lo largo del tiempo he analizado las situaciones que me tensan y he hecho una tregua con mi mente para saber que sí, me agobio, pero no me voy a morir por eso. Sin embargo no es fácil, debo admitir.

Por eso uso CBD. En Cannabidiol me ha ayudado y por eso creo en él, me ayuda a dormir cuando los pensamientos que me preocupan aparecen por la noche o cuando el corazón se acelera. Es verdad que no es milagroso ni que es la solución a todos los problemas, pero ayuda y alguien que te ayude cuando estás mal siempre será bienvenido.

Debo decir que mi vida sí cambió gracias al verdor de esta planta, personalmente me encanta el aceite pero en ocasiones puedo fumarme uno que otro canuto. Al final lo que logro es que mi corazón deje de palpitar locamente y hasta unas sonrisas me saque.

Ahora que te he contado mi experiencia quisiera saber de ti, en qué momentos notas que la ansiedad se apodera de ti, qué piensas o a quién esperas ver. Es verdad que el CBD ayuda, pero también es cuestión de cambiar la mente, llegar a acuerdos contigo mismo para que la calma esté más presente que el disturbio.

Gracias amigos de Momento CBD por dejarme un espacio en su web para contar mi experiencia. Sigan con su trabajo que nos traen calma a muchos de nosotros.

José Luis Peña.

Consumidor habitual de CBD.